12 febrero 2008

"Ojalá te peguen un tiro"

<< Crispar y criminalizar da resultado



BNG y PSOE no son capaces de firmar una declaración institucional de condena.

8 comentarios:

Iván Lorenzo dijo...

Realmente bochornoso el asunto, no solo el hecho en si, sino la "callada" por respuesta del bipartito, eso es lo que verdaderamente empaña la democracia, el intentar silenciar hechos como el de hoy por parte de las instituciones o partidos que lo fomentan y consienten. Hoy también he abierto mi blog con esta lamentable hecho.

www.ivanlorenzoredondo.blogspot.com

Anónimo dijo...

..y aun se atreven a gritar: fascistas!!!demasiadas ironias..

Elentir dijo...

Ya es grave que se produzcan agresiones, pero que el PSOE y el BNG muestren tal actitud ante ellas ya me parece el colmo.

Ricardo dijo...

Deben ser los dos mandamientos socialistas: la culpa nunca será tuya, sino de Irak, Bush, Aznar o el PP. No hay responsabilidad del Gobierno cuando éste lo forma el PSOE.

Son las 15:18 según mi reloj, y ni el BNG ha condenado el nazismo, ni el bipartito el intento de agresión a María San Gil, ni han ido los titiriteros a Algeciras a protestar por el New Flame.

Miguel dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dice Ricardo, y me uno al sentimiento de vergüenza, puedes mirar mi artículo sobre este y sobre otros temas en mi blog

Un saludo

Ricardo dijo...

Javier: en el segundo 9 aparece un chico de perilla y coleta en la parte izquierda de la imagen, que vuelve a aparecer en el centro tras dos personas en el segundo 45. ¿A ti no te parece conocerle, haberle visto por Derecho? Yo creo que viene a alguna clase conmigo.

Anónimo dijo...

Yo quería proponerle una cosa al PP: por qué no propone una declaración institucional cada vez que un malnacido mate a una mujer? No es eso violencia?

Ricardo dijo...

Anónimo: no es el mismo caso. Los maltratadores -y las maltratadoras, que también las hay- pueden tener la ideología que quieran, y la violencia es causa de problemas personales. La violencia ante políticos se debe al no respeto a la democracia y al pluralismo. A los maltratadores se les puede castigar y se pueden hacer políticas de concienciación social, pero esto es imposible si no hay un respeto por la democracia y el Estado Derecho.