20 enero 2008

La Vanguardia vaticina el más reñido todavía

El PP recorta distancias

Desgraciadamente para la factoría de Pepiño Blanco, este no es un titular aislado, sino la tónica general. Ni siquiera un gran amigo de Zapatero como Julián Santamaría puede esconder una tendencia general, un grito que se extiende por todos los rincones del país: CAMBIO. Y como todo el mundo sabe (y aunque coincida con un slogan), con Rajoy es posible.

Nota: El País pide a los moderados que no vayan a votar para que el PSOE pueda ganar las elecciones.

No hay comentarios: